fbpx

Flickr Stream

Flickr Stream

Tareas para mejorar nuestra conciencia financiera

Desde LadiesNet queremos dedicar buena parte de nuestra energía y de la información que compartimos en esta red de emprendedoras a un tema que a veces nos cuesta un poco tratar: el dinero y su influencia en nuestras vidas.

A muchas personas les es muy fácil compartir cualquier información personal, pero cundo de dinero se trata, resulta incómodo o hasta impertinente ahondar en el tema.

Pero esta vez, además de compartir información vamos, en dos entregas, a dejarte algunas tareas que te permitirán revisar cómo se encuentra tu conciencia financiera, y qué podemos hacer para mejorarla.

Para ello vamos a apoyarnos en una extraordinaria mujer, Lynne Twist, quien es una reconocida filántropa, dedicada a recaudar fondos para luchar contra la pobreza y el hambre. Sus experiencias, buscando dinero para otros, le ayudó a ver muchos de los obstáculos que nuestra sociedad ha tejido alrededor del dinero, a evaluar su relación personal con lo financiero, y a reconciliarse con su inteligencia financiera, ayudando luego a otros a hacer lo propio. Finalmente, en el año 2013, edita en español su libro: EL ALMA DEL DINERO -Recuperando la riqueza de nuestros recursos interiores.    

Lynne Twist

¿Qué es el Dinero?

Empecemos por definir un poco lo que el dinero es, con una observación diáfana y simplista, el dinero es una invención humana, un instrumento que inventamos a lo largo de la historia humana, y que ha evolucionado desde semillas, conchas de mar, piedras y metales, hasta monedas, billetes y dinero electrónico. Aunque quizás lo preocupante es que en esa evolución pasó a tener un rol mucho más importante que el que tuvo en su intención original.

Ahora bien, las cosas se han complicado un poco, a decir de la autora:

“El dinero solo tiene el poder que le asignamos, y le hemos asignado un poder inmenso. Le hemos otorgado casi autoridad definitiva. Si nos limitamos a observar nuestro comportamiento, podríamos decir que hemos hecho del dinero algo más importante que nosotros mismos, le hemos dado más importancia que a la vida humana.”

Hemos destruido nuestro planeta, peleado contra nuestros hermanos y cometido toda clase de atrocidades en nombre del dinero. Incluso sacrificamos nuestra felicidad y la de nuestro entorno cuando tomamos decisiones basadas en sus resultados económicos, antes de cualquier otra variable como la familia, salud, felicidad o bienestar.

Cuando se trata del dinero, lo aceptamos no solo como una medida de valor económico, sino también como una manera de asignar importancia y valor a todos y a todo lo demás en el mundo. Cuando hablamos de éxito en la vida, el dinero es casi siempre la primera – y algunas veces la única – referencia que usamos para medirlo.

Pero no te preocupes demasiado, todo el que quiere mejorar y potenciar su relación con las finanzas, tarde o temprano, ha tenido que enfrentar estas realidades.

¿Escasez o abundancia?

¿En el mundo hay suficientes recursos para todos o debemos luchar por lo poco que existe? ¿Es inteligente acumular todo lo posible para saber que contaremos con esos recursos en el futuro?

Estas son las preguntas que guiarán nuestra tarea práctica de hoy, pues la sociedad, el entorno y hasta nuestras tradiciones familiares nos han legado una “mentalidad de escasez” que dominan nuestros comportamientos en relación al dinero.

Esa mentalidad la adquirimos a través de ideas que aprendimos, con las que crecimos, y que hasta ahora tenemos como ciertas, a veces obvias y otras no tanto, como por ejemplo: “El artista se muere de hambre”, que transmite la idea de que la creatividad “no paga”, o cuando alguien dice con orgullo: “Pobre, pero honrado” dejando entrever que la riqueza es incompatible con la decencia.

En toda sociedad y cultura encontramos este tipo de afirmaciones que alimentan la idea de un mundo con más personas que recursos, en las que hay que acumular y quitarle a los otros para poder “tener”. Otras afirmaciones similares son:

  • “El dinero es sucio o malo”.
  • “El dinero saca lo peor de las personas”.
  • “Búscate un esposo rico”.

Y aquí viene la tarea:

  1. Reflexiona que ideas con respecto al dinero, su importancia y su escasez has escuchado desde que eras una niña.
  2. Haz una lista de estas ideas y trata de analizar cómo han influido cada una en tus decisiones como adulta.
  3. Al lado de cada afirmación escribe cómo puedes cambiar esa idea hacia una afirmación más positiva y constructiva.

Recuerda compartir en nuestras redes tus ideas y reflexiones. Nos vemos en la próxima entrega, cada vez más cerca de mejorar nuestra inteligencia financiera.

Post A Comment

×

Hola!

Haz click en uno de nuestros representantes o envía un mail a:  ladiesnet@agrupandoideas.com.py

× En qué podemos ayudarte?