fbpx
Overlap

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Purchase Now

Flickr Stream

Overlap

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit.

Purchase Now

Flickr Stream

Rodearte de las mejores, la clave del éxito

Todas conocemos esa frase de la sabiduría popular que comienza así: “Dime con quién andas…”.

Ya se imaginan de qué va este post, ¿Cierto? Si, toda emprendedora y líder profesional debe hacer un esfuerzo sostenido y consciente por formar un extraordinario equipo de trabajo, porque es un elemento primordial de los negocios exitosos. Así que vamos a revisar algunos principios para rodearte del mejor talento humano del que puedas disponer.

Comenzaremos con un recorrido general sobre lo que supone la dotación de talento humano para los negocios, y en entregas posteriores revisaremos cada fase en profundidad de manera que puedas ir reforzando tus capacidades en este sentido.

Y, aunque parezca obvio, comenzamos por lo primero, es decir, si estás buscando personal es porque hay una “vacante” en tu empresa. En este caso, revisar de entrada esta situación garantizará en buena medida el resto del proceso.

Ahora bien, necesitas una persona para un cargo, y debes preguntarte ¿Cómo es esa persona que necesita tu empresa?, es decir, su perfil; y ¿Qué determina el perfil?, pues fácil, el perfil lo determina las funciones que realizará. Así que detente un momento y revisa bien las responsabilidades y actividades que cumplirá el candidato para que puedas asegurarte de tener un buen mapa: tu perfil de cargo es el mapa que orientará tu búsqueda de personal. 

Nadie es un buen o mal candidato a priori, y esto nos recuerda aquello de que todos somos genios, pero si juzgas a un pez por su capacidad de trepar árboles quedarás convencida de que es un total inútil.

 Delimitar adecuadamente el perfil de tu candidato o candidata también te permitirá escoger la fuente más adecuada de reclutamiento: redes sociales, uso de medios tradicionales de comunicación: tv y radio, avisos en prensa, contactos con universidades y gremios profesionales son algunas de las opciones a tu alcance.

Una vez que tienes tu perfil de cargo, y ya has reclutado un número suficiente de candidatos, pasamos a la parte más importante del proceso. ¿Recuerdas que dijimos que el perfil de cargo es como un mapa?, pues ahora también afirmamos que el perfil de cargo es como una fotografía, y el objetivo del proceso de selección es recolectar toda la información posible acerca de cada candidato, de manera que al final puedas determinar cuál de todos se parece más a esa “fotografía” del perfil de cargo.

Esta fase de selección exige gran profesionalismo, y una buena dosis de talento y creatividad. Aunque la entrevista es una de las técnicas más usadas y, podemos decir también, casi imprescindible, cuentas con una variedad de opciones que van mucho más allá de simplemente sentarte frente a una persona a hacerle algunas preguntas que son toda una rutina.

Para la fase de selección deben siempre considerarse el uso de técnicas especializadas como test de conocimientos, evaluaciones técnicas o “de campo”, pruebas psicométricas, test psicológicos; así como la intervención de varias personas en el proceso de evaluación y selección a los fines de minimizar la posibilidad de que la subjetividad pueda hacer que se obvie un buen candidato, o bien que tengamos “puntos ciegos” con respecto a otro.   

Solo al final de cada una de las metodologías que aplicaste para la evaluación de cada candidato durante la etapa de selección podrás, dando un paso atrás, detenerte a comparar y tomar la decisión correcta.

Pero cuidado, aquí no concluye el asunto, puedes conseguir al mejor candidato disponible, pero hay iniciativa de parte de la empresa de ayudarlo en su proceso de adaptación al cargo, el entorno, la empresa y los demás trabajadores, sencillamente puedes perderlo. Recuerda: el proceso de selección no termina con la contratación de un nuevo colaborador, culmina una vez que este trabajador desempeña perfectamente y por sí mismo las funciones para las que fue contratado, por lo que es siempre necesario incluir elementos de inducción y capacitación de ese talento recién descubierto.

Hasta aquí, y de manera muy general, hemos cubierto los pasos del proceso de dotación del talento humano. ¿Te gustaría que en la próxima entrega profundicemos sobre reclutamiento y reclutamiento 2.0?

Recuerda, comparte tus comentarios en nuestra redes #LadiesRRHH. ¡Nos encantaría conocer tus experiencias seleccionando personal, o aquellas cosas curiosas que has vivido cuando te has postulado a un cargo! 

Post A Comment

×

Hola!

Haz click en uno de nuestros representantes o envía un mail a:  ladiesnet@agrupandoideas.com.py

× En qué podemos ayudarte?